#04 – Triomf Doner

Si en las ramblas venden toros y flamencas de Gaudí, por qué no va a ser barcelonés comerse un kebab en frente del Arc de Triomf. Con el nombre no se mataron: Triomf Doner, este es –según acabamos de decidir– el Kebab más familiar hasta el momento. Ea. Ya tenéis plan de domingo.

El espacio está renovado y los muebles parecen sacados del Ikeahmed: moderno, barato y árabe. De la cornisa de la pared cuelga una cortinilla de tela, que alguien se tomó la molestia de recortar para no tapar el televisor colgado en el techo. Primero el futbol y luego Allah. Si quieres vivir la experiencia más autóctonamente, pide que te sirvan en la terraza de Passeig de Sant Joan y verás que sablazo más catalán.

El sabor no defrauda, es lo que esperas en tu paladar cuando ves esa carta de fotos al estilo glutamato en el plato dando la bienvenida en la entrada. Aún no sabemos por qué sabe tan rico: pan calentito, ternera, pollo y una ensalada verde que ni en Teresa Carles. Muerdes y oh. Gracias señor por las aceitunas rellenas.

Vale, la carne es un ‘mejor-no-preguntes’, pero oye el menú incluye Coca-cola y patatas fritas por unos módicos 6,5 euros.

Triomf Doner se lleva un 7,6 en sabor, 5,6 en espacio, 5,6 en servicio, 7,3 en autenticidad y 9,3 en precio. Ah claro, y se lleva el sello porque en Kebab We Trust.