#02- Byblos

Esto no para. Nos hemos cruzado media Barcelona para llegar al libanés Byblos, en pleno Upper Diagonal. ¿Os ha explotado ya la cabeza? A nosotros nos pasó cuando llegamos al restaurante y vimos trajes y corbatas manchándose de shawarma.

El maestro del lugar es de lo más salao’ que encontrarás detrás de una barra. Apuntó nuestras peticiones y marcharon rápidamente los shawarmas de cordero y doble queso, con algo – uf ya se nota, hostia – con bastante picante.

Y ahí estábamos. Flipando fuerte con el pan planchadito y la carne asada. Sentados en lo alto de una tarima – no preguntes – bajo la protección del abeto libanés que comparte pared con un poster de Rally. Di que sí.

La bebida, el shawarma y – vale sí, una pastita de nuez, coco y chocolate que gritaba nuestro nombre – tienen un precio de 7,5 €. ¡Supera eso Nostrum!

Puntuemos. Byblos nos conquista y se lleva un 9’5 en sabor, 9’2 en servicio, 8,7 en espacio, 8’7 en autenticidad y 9,7 en precio. Así que una vez más, se llevaron nuestro adhesivo, el certificado de calidad que nunca pegarán “En Kebab we trust”.