#06 – Bismillah Kebabish

En la famosa calle del Raval, Joaquin Costa, hay una entrada secreta a Turquía. Se llama Bismillah Kebabish y decir su nombre en voz alta mola mucho. Pruébalo ya verás. No en serio. Dilo.

Volvamos. El restaurante, en un mediodía cualquiera, tiene un ambiente que ni Las Ramblas en Sant Jordi. El servicio es la hostia de rápido. El espacio es bastante amplio, aunque muy oscuro, y tú dirás ah bueno, pues íntimo. Y nosotros te recordaremos que estás a un dedo de la cara del que se sienta en la otra mesa.

El sabor nos decepcionó un poco, podría mejorar cualitativamente si, al servir los ingredientes en el pan, se mezclaran mejor. De lo contrario la experiencia acaba siendo: lechuga, lechuga, pan, lechuga, lechuga, carne. Aun así, la carne sabe mejor de lo que aparenta el rollo giratorio de la entrada. ¿Por dios alguien me va a decir cómo se llama eso?

Bismillah Kebabish. (Lo has leído en voz alta, ¿eh?) se lleva un 6 en sabor, 6,6 en espacio, 6,83 en servicio, 7,6 en precio y 8,16 en autenticidad. Y naturalmente, se lleva el sello de la guía que esperan recibir publicada. Jejeje oh vaya.